top of page

COLOMBIAVIRUS II

Actualizado: 21 jul 2020

Ivermectina, dióxido de cloro y Fauci

Como científico soy consciente de la existencia del covid19, de la gente enferma y de una tasa de letalidad baja del virus, en relación con el total de una población. Sin embargo, la infección ataca principalmente a pacientes con enfermedades y condiciones preexistentes en su conjunto como: diabetes, hipertensión, obesidad, enfermedades coronarias, enfermedades respiratorias, inmunosupresión, síndrome metabólico, entre otras; aún más en Colombia, un país donde coexisten: corrupción, ingobernabilidad, pobreza y violencia.


Los estudios epidemiológicos en todo el mundo han demostrado que el 99% de la población mundial, tienen un buen sistema inmunológico. El celular, la taza del baño, la esponja del lavaplatos o el cepillo de dientes son lugares que a diario tienen bacterias, hongos y microorganismos que atacan nuestro cuerpo, sin mencionar todos los microorganismos de los hospitales, consultorios y centros de salud; que confirman la importancia de una buena alimentación que mantiene las defensas inmunológicas. Si tomamos la baja cifra de letalidad del covid19, nos preguntamos: ¿Para qué una vacuna para todo el mundo, con efectos colaterales y con el riesgo de llegar a crear nuevas enfermedades? Qué interé$e$ ocultos tienen las farmacéuticas que según los datos de la bolsa de New York siguen al alza, en medio de la competencia por la creación de una vacuna? Sabía Usted que según un estudio de la CDC del 2018, la efectividad de la vacuna contra la influenza en la ciudad de New York, fue solamente del 36% de la población?


De otro lado, la respuesta negativa del gobierno nacional ante el protocolo terapéutico del alcalde de Cali Jorge Iván Ospina, de tratar con Ivermectina a los pacientes graves de covid19; no tiene ningún argumento científico, sino burocrático. En la red Medline en internet, donde se referencia la gran mayoría de literatura médica, se encuentran varios artículos científicos de Japón, Australia, Cuba, Ecuador, Honduras, Guatemala y Estados Unidos que manejan como alternativa terapéutica la Ivermectina para bajar la tasa de ingresados a UCI. No es una cura. El alcalde caleño en su preocupación por el aumento de casos y muertes por covid19 en el valle del Cauca, como médico y mandatario de su capital, ha realizado consejos médicos, viendo en este antiparasitario, una alternativa económica, viable y de pocos efectos colaterales para evitar la crisis de salud pública por el covid19.


De la misma forma, muchos grupos de médicos alternativos en todo el mundo están, como en la edad media, a “escondidas” tratando con dióxido de cloro a pacientes diagnosticados con covid19. He sido asistente en varios congresos virtuales con médicos de Colombia, Alemania, Bolivia, México, España y Chile sobre el tema y divulgan con testimonios, en videos, sus buenos resultados en diversas poblaciones de estos países. Es tal la “caza de brujas” que en la ciudad de Querétaro, México; el Centro Médico Júrica fue cerrado por tratar pacientes de covid19 con dióxido de cloro.

De otro lado, resulta interesante la tensión entre el presidente Trump y el Dr. Anthony Fauci. Por un lado, el periodismo demócrata de CNN tiene bajo la lupa cada frase errónea de Trump sobre la pandemia, y así, hacerle prensa negra, enviada por los Clinton con todo su poder para ganar las elecciones de noviembre. Sin embargo, quiero aclarar que no defiendo el manejo mediático y político del republicano. Desde otro punto de vista, Anthony Fauci el epidemiólogo más importante de este país, ha hecho entorpecer el manejo estadounidense de la pandemia desde sus inicios minimizándola, para que ahora, use todo su poder mediático y mostrarse como víctima de la Casa Blanca. Trump, y sus torpezas mediáticas, les dan una gran oportunidad a sus detractores cada vez que habla de temas, que como la ciencia, no maneja. Él es un empresario. Fauci tiene su lado oscuro. En Amazon rondan varias publicaciones acerca de las historias oscuras de la vaca sagrada de la ciencia norteamericana. Desde sus manejos turbios en los años 80’s con el VIH hasta sus relaciones por debajo de la mesa con las industrias farmacéuticas. Una de estas publicaciones, el libro: “El Bernie Madoff de la ciencia y el esquema Ponzi del VIH que ocultó la epidemia del síndrome de fatiga crónica”; escrito por el periodista norteamericano Charles Ortleb y publicado en marzo de 2020; nos da una narrativa del lado oscuro de quien hoy los medios defienden a pesar de sus errores, no solo en el pasado, sino en el manejo del covid19 en el gobierno de Trump.


Finalmente, recomiendo como docente, comunicador y biólogo naturista, mantener una alimentación lo mejor balanceada, de acuerdo con el gasto energético de cada uno. Ayunar, dos o 3 veces por semana por 12 horas. Restringir la ingesta de proteína animal, minimizar en lo posible el consumo de productos con edulcorantes, colorantes, conservantes y el veneno excesivo del azúcar que se encuentra en todos los productos comestibles para niños. Es no producir inflamación, estrés crónico acidificando el organismo, bajar la tasa de radicales libres y respirar conscientemente para que el “molino metabólico celular” NO se caliente, se funda y se dañe. Si seguimos por lo menos estas indicaciones a nuestro favor, podremos seguir teniendo la capacidad natural de defender al cuerpo de virus, bacterias y hongos, como lo hace desde que nacemos.

Buenos pensamientos, mucho amor y paz. Adelante!

Referencias










224 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

AZUCAR, OBESIDAD Y COVID19

GORDO PROBLEMA No es que tengamos obesofobia. El cuerpo humano no está diseñado para ser obeso. No es bueno para nadie, no importa la edad. El metabolismo celular se altera por completo por ser obeso.

Comments


bottom of page