top of page

LA CULTURA DEL MIEDO, EL COVID-19 Y LOS MEDIOS

Actualizado: 21 jul 2020

“Señoras y señores, esto es lo más terrorífico que nunca he presenciado... ¡Espera un minuto! Alguien está avanzando desde el fondo del hoyo. Alguien... o algo. Puedo ver escudriñando desde ese hoyo negro dos discos luminosos... ¿Son ojos? Puede que sean una cara. Puede que sea...”.

La guerra de los mundos

Orson Welles [1]



En la tarde del 30 de octubre de 1938, se escuchaba por la emisora CBS, una noticia que dejó en pánico a casi un millón doscientos mil habitantes en Estados Unidos. Una radionovela con tinte de noticiero, anunciaba que el planeta Tierra estaba siendo invadido por seres alienígenas desde Marte. Fue tal el terror de muchas personas que llegaron tarde a la emisión, que no sabían que era una serie de radio, la que les había puesto en tremenda situación de pánico. Al otro día, Orson Welles se había convertido en un genio. A sus 23 años se había hecho famoso por demostrar el poder que tienen los medios de comunicación sobre las masas. El efecto del miedo sobre lo desconocido no es nuevo. Y mucho más cuando la información se realiza a través de medios masivos.


Antes le tuvimos miedo a la oscuridad, al fuego, a las fieras, a las brujas, a los sonidos de los campos y a la espesa selva. Hoy experimentamos otros miedos: Miedo a estar solos, miedo a estar gordo, miedo a ser muy flaco, miedo a ser rechazado por la novia, miedo a salir de noche, miedo a la derecha, miedo a la izquierda, miedo a las pseudociencias, miedo a las corporaciones; miedo, miedo y más miedo… Sin embargo, el miedo biológicamente hablando, no es malo. Si no tienes miedo, no podrías pasar una calle con cuidado y salvar la vida. Todo en exceso es nocivo. El cerebro es el órgano del cuerpo humano que recibe todos los estímulos del ambiente a través de los 5 sentidos que tenemos; y dependiendo de su química, su nutrición y el desarrollo que haya tenido durante su crecimiento, entre otras variables, se generará una respuesta química y eléctrica hacia las glándulas, realizando secreciones de hormonas que de diferentes formas generarán diversas respuestas en órganos y distintos tejidos del cuerpo. La psiconeuroinmunoendocrinología es la ciencia que estudia la relación del ambiente y las respuestas fisiológicas del cuerpo humano, tomando como base el cerebro.


Hoy sabemos el por qué el miedo puede ser, la razón para que se compre un producto. De otro lado, el psicólogo Carl Jung y su “inconsciente colectivo” nos reafirma cómo el miedo puede llegar a extenderse entre una comunidad. La ciencia del neuromarketing, la psicología de las masas y un sin número de técnicas de persuasión, manipulan, de una u otra manera, para muchos fines. Temas, como en su tiempo, los virus del SARS y H1N1, entre muchos otros, fueron manipulados por organismos y empresas internacionales para obtener ganancias económicas a través del miedo, como lo afirma el médico y economista colombiano el Dr. Germán Velásquez, antiguo miembro de la OMS [2]. Hoy el mundo vive con el miedo al Covid-19. Una gran mayoría de científicos sostienen que existen bases muy bien argumentadas de una enfermedad zoonótica, es decir transmitida por animales, y como dice la página web de la National Geographic de España [3], hablando del Covid-19, matan a millones. Hasta el momento en todo el mundo la mortalidad del Covid-19 no sobrepasa las 350.000 muertes [4].


¿Vivimos en una cultura del miedo? Como lo exponía el cineasta Michael Moore ganador de un premio Oscar en su documental de 1994: Bowling from Columbine, hemos sido influenciados por los medios de comunicación, especialmente en la manera de exponer las noticias. El lenguaje de los noticieros y su falta de fondo en las noticias, hace que el espectador, primero, les crea; y en segunda instancia, solo se quede con esa primera información. Los expertos en comunicación no verbal conocen los miles de técnicas que existen en especialidades como: la paralingüística, la proxemia y la kinesia, utilizadas para que el mensaje llegue de forma efectiva hacia el emisor, al público. Un consejo de confinamiento: “si no quiere estar en pánico, no vea los 4 noticieros del día. Solo vea el más corto”.


No es una verdad oculta que el único objetivo del miedo, hoy por hoy, sea el de consumir. La solución a la seguridad, de no tener ese miedo. Una habitación de pánico, un arma de asalto para defender su hogar o una vacuna. Es consumo. Es más, cualquiera podría decir que estoy persuadiéndolo a usted, querido lector, para que siga leyendo este artículo, nuevamente, y me crea. Como les decía a mis estudiantes: “No me crean, solo lean, infórmense de otras fuentes y creen su propia escuela de pensamiento. Una buena información, debatible y de distintas fuentes, es la mejor solución para no vivir en un mundo con ataduras: Pensar”.

[1] El día que Orson Welles sembró el pánico con «La guerra de los mundos». Diario. https://www.abc.es/cultura/20131030/abci-aniversario-orson-welles-guerra-201310300614.html [2] Colombiano Germán Velásquez, honoris causa en España. Diario. https://www.elespectador.com/noticias/salud/colombiano-german-velasquez-honoris-causa-espana-articulo-595558 [3] Cómo las infecciones, como el coronavirus, pasan de animales a personas. Página web. https://www.nationalgeographicla.com/ciencia/2020/04/como-las-infecciones-pasan-de-animales-personas [4] Coronavirus Resource Center. Johns Hopkins Institute. https://coronavirus.jhu.edu/map.html








96 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

AZUCAR, OBESIDAD Y COVID19

GORDO PROBLEMA No es que tengamos obesofobia. El cuerpo humano no está diseñado para ser obeso. No es bueno para nadie, no importa la edad. El metabolismo celular se altera por completo por ser obeso.

Comments


bottom of page